El nudismo genera millones de euros anuales a Italia

La cultura del naturismo gana adeptos y le genera a Italia crecientes ingresos turísticos, que podrían aumentar para estar a tono con otros países europeos.

Los italianos representan una minoría huéspedes extranjeros entre los clientes que se alojan en algún destino naturista.

La cultura del naturismo, que además del nudismo implica contacto directo con la naturaleza, nutrición sana, nada de alcohol y deportes en el exterior, gana adeptos y le genera a Italia crecientes ingresos turísticos, que podrían aumentar para estar a tono con otros países europeos. Desde las playas de Guvano en Liguria al Oasis de Capocotta en Lazio, desde Punta Ferruccio en Abruzzo a las Lagunas del Mort en Véneto son algunos de los 50 sitios específicos donde se practica el naturismo en la península.

A Italia todavía le falta camino por recorrer si se compara con otros países, comenzando por Francia que inauguró su primer parque público nudista; Croacia, destino top del estilo durante este verano y España, en especial las Islas Baleares. Estos son los paraísos donde la Frei Korper Kultur (FKK), la “Cultura del cuerpo libre” surgida en Alemania en el siglo XIX tiene menos restricciones y está reglamentada por leyes propias, aunque en la península itálica también se espera que la tendencia produzca “un pequeño tesoro”.

El naturismo involucra al día de hoy a cerca de 491.200 italianos, de los cuales sólo tres de cada diez pasan sus vacaciones en el país. En conjunto los naturistas, italianos y extranjeros, aportarán al turismo nacional 1.600.000 visitantes y una facturación de poco más de 54 millones de euros” este año, afirmó Massimo Feruzzi, autor de una completa investigación del tema.

“Una cifra que puede parecer consistente pero que, en realidad está bien lejos de las reales potencialidades de un segmento de mercado que podría generar más de 4 millones de turistas y entre 216 y 252 millones de euros de ingresos”, estimó Feruzzi.

En el mundo se estima que los naturistas son cerca de 70 millones de personas, pero la cuantificación exacta resulta muy compleja, pues una mínima parte de aquellos que no tienen pudor de mostrarse sin ropas se declaran abiertamente como tales. Por ejemplo, existen 41 asociaciones adherentes a la Federación Internacional de Naturistas (INF) y sus inscriptos no superan el medio millón de personas a nivel global.

En Italia no son más de cinco mil nuestros compatriotas inscriptos en la Fenait (Federación Naturista Italiana, NDR), pero los que practican el naturismo sin estar anotados en ningún ente son al menos 118.200“, prosiguió Feruzzi. “A éstos se agrega una cuota de italianos nudistas, que en vacaciones se liberan de sus ropas: se trata de al menos 368 mil, lo que suma en total, 491.200” entre estas tres categorías integradas, explicó el investigador.

Sin embargo, los italianos representan hoy una parte “minoritaria” respecto de los huéspedes extranjeros entre los clientes que se alojan en alguna estructura específica de este nicho: el 65,9% no son del país. Los precios de unas vacaciones naturistas italianas son muy variables según la locación: por ejemplo, en Puglia por 27 euros se encuentra el Naturist Sporting Club Parco del Gargano contra los 150 euros por noche del Resort Naturista Grottamiranda.

MUCHO MÁS QUE PLAYAS

También están muy diversificados los tipos y dimensiones de los alojamientos en las estructuras naturistas nacionales: se puede pasar de dos departamentos en el único sitio naturista de Sicilia, el Physis de Mazara del Vallo (Trapani), a los centenares de huéspedes de Le Betulle cerca de Turín, la primera estructura de su tipo nacida en 1969. Sin contar los 30 mil visitantes anuales del Camping Classe di Lido de Dante cerca de Ravenna o del Villaggio Camping Pizzogreco en Isola di Capo Rizzuto, provincia de Crotone.

Mientras que en Francia y Croacia las estructuras poseen una concesión estatal que identifica las playas naturistas y en España se puede practicar sin restricciones, en Italia la situación es distinta. Pese a que transcurrieron 24 años desde la presentación del primer proyecto de ley sobre el tema, todavía falta una reglamentación del naturismo sancionada como norma. Solamente cinco regiones de Italia (Piamonte, Abruzzo, Emilia Romagna, Véneto y Lombardía) promulgaron una ley específica en favor del turismo naturista. Estas regiones cuentan con disposiciones que permiten áreas naturistas con características de máxima privacidad para los concurrentes.

Fuente: http://turismo.perfil.com/61291-nudismo-en-italia/

Dejá un comentario